Más de 700 cometas sobrevuelan la playa de Castelldefels en un clamor solidario por la paz

Castelldefels, 15 de octubre de 2017. La playa de Castelldefels ha acogido hoy por tercer año consecutivo la jornada solidaria Cometas por la Paz, que ha movilizado a más de 4.000 personas en favor de la no violencia, la justicia social y la convivencia. La Fundación Comparte y el ayuntamiento de esta localidad han sido los promotores de un acontecimiento que ha contado con la participación de decenas de colaboradores y voluntarios.

Apoyado a nivel internacional por la ONU y la Unesco, el ‘Día Internacional Cometas por la Paz’ se celebra desde hace más de 30 años en diversas playas del mundo con el objetivo de llenar de colores el cielo de más de 100 ciudades y, al mismo tiempo, sensibilizar a la población sobre el incremento de los conflictos armados y las guerras.

Con esta aspiración, durante todo el día se han impartido talleres infantiles en los cuales, además de aprender cómo montar y decorar una cometa, los niños y niñas participantes han asimilado conceptos básicos sobre la paz y han podido escribir sus reflexiones y deseos sobre las cometas, que después han hecho volar con la ayuda de sus familiares.

La jornada, que ha transcurrido en un día de Sol espléndido y vientos favorables, ha incluido numerosas y variadas actividades, como demostraciones de vuelos acrobáticos y cometas gigantes a cargo de especialistas, o el delicado Jardín del Viento, con figuras de animales, plantas y organismos “bailando” sobre la arena. Los asistentes han podido disfrutar también de actuaciones musicales y de baile, teatro en vivo y espectáculos de magia.


Para Claudio Lavanchy, director general de la Fundación Comparte.org, la jornada ha sido “todo un éxito”. “Los fondos obtenidos durante todo el día -afirma Claudio- serán destinados a mejorar la calidad de vida y la educación de los niños de las comunidades de Santa Bárbara (Honduras), un país donde más del 75% de la población vive inmersa en la pobreza y una de cada tres personas no sabe leer ni escribir.

La Fundación Comparte, promotora de la jornada, trabaja con organizaciones locales de América Latina, promoviendo la paz y la solidaridad como valores centrales para conseguir el desarrollo sostenible de las comunidades en su conjunto. Sus programas de educación y desarrollo ya han llegado a más de 17.000 niños de países como Honduras, Nicaragua, Ecuador, Chile o Argentina.