Feliz cumpleaños

La escuela Mahatma Gandhi celebra en Ecuador 20 años

La Fundación para el desarrollo humano Paulo Freire impulsa proyectos educativos en los cantones de Babahoyo y Montalvo (Ecuador) desde 1995.

La Escuela “Mahatma Gandhi” donde atienden a 125 niños de 5 a 14 años de los sectores marginales; Nueva Ventura, 4 de Mayo, Lucha Obrera, Muñoz Rubio y 1 de Diciembre.

Hoy la escuela celebra sus 20 años.

La Fundación Comparte aprovecha de la ocasión para saludar a todo el equipo humano que llena de vida este espacio.

“Por una educación que nos enseñe a pensar y no a obedecer” Paulo Freire

La escuela Mahatma Gandi que gestiona la Fundación Paulo Freire, a quien apoyamos en Ecuador, ha celebrado el 30 de enero el Día Escolar de la No- Violencia.

El 30 de enero como cada año la FUndación Paulo Freire celebra con un acto presidido por los niños, el Día Escolar de la No-Violencia. Durante esta jornada el niño Luis Marcelo, niño apadrinado por Comparte, leyó el manifiesto que los niños de la escuela habían elaborado para conmemorar este importante día escolar.

Desde 1964, para conmemorar la muerte de Gandhi, se celebra el 30 de enero el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, reconocido por la UNESCO desde el año 1993.

En esta fecha se recuerda la necesidad de la educación para la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los Derechos Humanos, la no violencia y la paz.

El lema de este día es Amor universal, no-violencia y paz. El amor universal es mejor que el egoísmo, la no-violencia es mejor que la violencia y la paz es mejor que la guerra’.

Comparte y el Ayuntamiento de Barcelona apoyan el emprendimiento de los jóvenes de Fabretto en Nicaragua.

Por Elena Aldecoa, AFPF

Invertir en la educación de los jóvenes y las adolescentes es fundamental para el desarrollo de una nación y para romper el círculo de pobreza en el que viven. En Nicaragua sólo el 20% de los niños y niñas que terminan la educación primaria continúan sus estudios, muchas veces debido a la situación de pobreza en la que viven o por la falta de acceso a escuelas secundarias. Además, muchos niños y niñas tienen que trabajar para contribuir con la economía familiar.

Fabretto es consciente de las circunstancias que rodean a nuestros estudiantes. Es por ello que gracias a aliados como la Fundación Comparte y el Ayuntamiento de Barcelona, Fabretto implementa programas de educación secundaria de calidad adaptados a la realidad de estos jóvenes. El Programa de Educación Secundaria Rural –SAT busca empoderar a los jóvenes de las zonas más vulnerables a través de formación en iniciativas productivas o pequeños negocios. De esta forma, los jóvenes tienen la oportunidad de buscar una alternativa que genere ingresos para su familia y mejore el tejido económico y social de la comunidad.

En el marco del proyecto “Jóvenes y mujeres contribuyen a mejorar el tejido económico y productivo de su localidad, aprendiendo y emprendiendo en Managua, Nicaragua” financiado por Ayuntamiento de Barcelona, 330 jóvenes de San Isidro de Bolas y del barrio Acahualinca en Managua, están recibiendo la formación técnica y especializada para que puedan emprender y gestionar su propio negocio en un futuro cercano.

Hasta la fecha, 25 jóvenes han puesto en marcha su iniciativa y ya están vendiendo sus productos en la comunidad. El pasado mes de Diciembre, estudiantes beneficiarios del proyecto realizaron una feria comunitaria donde mostraron y vendieron sus productos.

Gracias a este proyecto, 50 mujeres del barrio Acahualinca, ubicado en las inmediaciones donde se situaba el vertedero de “La Chureca”, han tenido la oportunidad de acceder a formación técnica y de planes de negocio. En esta zona de Managua, una de las más castigadas por la pobreza, únicamente un 37% de los jóvenes entre las edades de 15 a 19 años, ha recibido capacitación técnica o laboral. Es por esto, que este proyecto tendrá un impacto significativo en la vida de estas mujeres, ya que ayudará a mejorar las condiciones económicas de sus familias y a mejorar la calidad de empleo a través de formación en iniciativas de negocio.

Sin duda, con educación y proyectos como éstos, un futuro más justo para las próximas generaciones es posible.

Colaborar en una causa social incrementa tu empleabilidad en un 21,2%

Cuando eres voluntario, no únicamente vives una experiencia inolvidable de crecimiento personal y de valores humanos, sino que también mejoras tus posibilidades de encontrar trabajo. De hecho, participar en una causa social aumenta tus posibilidades de encontrar trabajo en un 21,2%, tal como ha publicado Guía ONGs.

En países como Francia y Holanda las empresas dan mucha importancia a la colaboración en causas sociales. En los últimos, en España, cada vez más empresas demandan candidatos con una experiencia en el Tercer Sector. En un mercado laboral altamente competitivo, los trabajadores se ven en la necesidad de encontrar nuevas formas diferenciarse y de mostrar un perfil profesional único.

En un estudio en el que se analizaron a 70,000 personas en situación de desempleo entre los años 2002 y 2012, se descubrió que aquellas personas que habían participado en programas de voluntariado mejoraban las posibilidades de encontrar trabajo en un 27%, según la prestigiosa revista Forbes.

Ser voluntario no es solo una experiencia inolvidable a nivel personal, sino que mejora tu perfil profesional.

Participa en el Programa de Voluntariado de Comparte.

¿Eres bueno en los idiomas? Puedes formar parte del equipo de investigación o de traducción de una organización sin ánimo de lucro. ¿Tu pasión relacionarte con los demás? Puedes organizar un evento para dar a conocer la labor solidaria de entidades como Comparte en tu propia ciudad o provincia. Tu pasión, puede tener un gran impacto en mejorar la educación de los niños y niñas de América Latina.

Ser voluntario no es solo una experiencia inolvidable a nivel personal, sino que mejora tu perfil profesional. Infórmate sobre el Programa de Voluntariado de Comparte. !Haz click aquí!

Más de 60 periodistas asesinados en Honduras desde 2009

La periodista hondureña Amada Ponce, criticó el pasado jueves 14 de julio en el Seminario Internacional del Colegio de Periodistas, la crítica situación en que se encuentran los periodistas en Honduras, poniendo en peligro la libertad de expresión y los derechos democráticos del país. “Las agresiones a los periodistas se han triplicado desde 2009″, criticó Ponce, subdirectora del Comité de Libre Expresión de Honduras.

Ponce, activista centroamericana, destacó que en Honduras se registran más asesinatos de periodistas que un país declarado en estado de guerra. El pasado 3 de marzo de este mismo año, la defensora de derechos humanos Berta Cáceres, fue asesinada y la investigación todavía no ha avanzado, según informa la Agencia EFE. De hecho, según el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), de los 51 asesinatos de periodistas que fueron registrados desde 2003 en el país, el 96% sigue impune.

“Los periodistas tienen una responsabilidad que no tenían en el pasado. La clase política está paralizada y como nunca pueden jugar un rol. Los periodistas deben ser referentes, están mejor posicionados que cualquier otra institución de la sociedad”, concluyó. Amada Ponce comentó que si se revisan los registros desde 2003 hasta la actualidad, en Honduras la lista de periodistas asesinados asciende a 64.

Sin embargo, “aunque maten a periodistas en Honduras, el periodismo no muere”, subrayó Ponce subdirectora del comité de Libre Expresión y periodista de la Universidad Autónoma de Honduras, en el panel sobre “Seguridad en el ejercicio periodístico” que tuvo lugar en el Colegio de Periodistas de Chile.

En el INEPE, la solidaridad empieza por los niños, detrás del Terremoto.

Los niños y niñas del Primer año de Educación Básica trajeron a la escuela INEPE en Quito, Ecuador, prendas de vestir, libros, zapatos, juguetes, etc. para apoyar a otros niños que se encuentran sufriendo el terrible terremoto sucedido en Ecuador. Lo más impresionante es ver niños de familias que carecen de recursos, dando lo poco que tienen para apoyar a otros. Como ellos dicen: “De lo que no se tiene se da!!”

El INEPE, la entidad que apoyamos desde Comparte, es parte de una red de organizaciones comunitarias en el país que inmediatamente se sumó al apoyo de los damnificados. Sus niños, familias, vecinos, se han hecho presentes con donaciones; todas ellas envueltas con ternura y calor humano.

Los ecuatorianos, sin duda, son un pueblo solidario! que se llena de fortaleza para seguir reconstruyendo la VIDA. Son un pueblo agradecido por la presencia de técnicos y expertos internacionales que entregan una parte de su vida para salvar a quienes han quedado bajo los escombros. Somos un pueblo con el corazón lleno de gratitud por la ayuda que brindan países y organizaciones del mundo que están enviando sus donaciones diversas.

No olvidemos que este terrremoto a causado ya más de 587 fallecidos, 8340 heridos y 25.375 personas sin hogar, sobre todo en las provincias de Chamanga, Muisne y Esmeralda.

Comparte ha enviado 10.000 euros en apoyo de las familias damnificadas, este dinero es gestionado en Ecuador por el INEPE desde Quito y por la Fundación Paulo Freire desde Los Ríos.

Mantenemos abierta la convocatoria de donaciones a través del numero de cuenta: La CAIXA ES46 2100 5242 0422 0038 3049. Indica, por favor, nombre y concepto, Gracias

Presentamos el informe Comparte sobre la migración infantil de niños ‪Hondureños‬ a EEUU.

Una realidad que este año 2016 aumentó en un 156%, según La Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos. El número de padres que migraron con sus hijos aumentó un 118%. Estas cifras denotan un incremento preocupante de ‪#‎emigrantes‬ que se juegan la vida a través del río Bravo.

El flujo migratorio registrado desde el departamento de Santa Bárbara hacia el departamento de Cortés fue de 83.113 emigrantes. Santa Bárbara con un 39.05% de migración, es el segundo departamento con mayor ‪#‎migración‬ infantil. Muchos chicos van de Santa Barbara a San Pedro Sula. la ciudad más peligrosa del mundo.

Podeis leer nuestro informe en:
https://issuu.com/comparte.org/docs/160509_informe_comparte

EDUCAR PARA VIVIR

“La educación es un acto de amor, y por lo tanto, un acto de Valor”. Paulo Freire, Escritor y Educador Brasileño.

Hace unos pocos días que se cumplieron 19 años de la partida del educador y escritor brasileño, Paulo Freire. Su pensamiento pedagógico continúa presente en buena parte de los Programas educativos de nuestras contrapartes. Queremos por ello, ocupar este espacio para reflexionar sobre su forma de entender la educación como un todo integral y coherente con el contexto en que cada individuo está inserto.

En palabras de Paulo Freire la educación “es un proceso de conocimiento, formación política, manifestación ética, búsqueda de belleza, capacitación científica y técnica”.

Freire es reconocido como uno de los pedagogos más influyentes de América Latina. Promovió una educación humanista dirigida a integrar al individuo a la realidad nacional.

“La práctica educativa es todo esto: efectividad, alegría, capacidad científica, dominio técnico al servicio del cambio”, sostenía Freire.

Entre sus obras destacan La educación como práctica de la libertad, Educación y cambio, y La pedagogía del oprimido. Esta última fue la base de su propuesta educativa.

Desde esta perspectiva definió la educación como un proceso destinado a la liberación y el desarrollo de la conciencia crítica. “La gran tarea humanista e histórica de los oprimidos: liberarse a sí mismo y liberar a los opresores”.

Para Freire la alfabetización era la mejor vía para la liberación. Gran parte de su carrera la dedicó a alfabetizar a los adultos. Sus propuestas también influyeron en las nuevas ideas liberadoras de América Latina.

Cinco frases para recordar a Paulo Freire

  1. “Enseñar exige seguridad, capacidad profesional y generosidad”.
  2. “No hay palabra verdadera que no sea unión inquebrantable entre acción y reflexión”.
  3. “Nadie educa a nadie —nadie se educa a sí mismo—, los hombres se educan entre sí con la mediación del mundo”.
  4. “Todos nosotros sabemos algo. Todos nosotros ignoramos algo. Por eso, aprendemos siempre”.
  5. “El hombre es hombre, y el mundo es mundo. En la medida en que ambos se encuentran en una relación permanente, el hombre transformando al mundo sufre los efectos de su propia transformación”.

Artículo original publicado en http://www.telesurtv.net/news/La-educacion-liberadora-de-Paulo-Freire-20160501-0030.html

QUEREMOS IMPEDIR QUE 800 NIÑOS ABANDONEN LA ESCUELA

En Honduras, el comienzo del año lectivo es el 4 de febrero y miles de niños están en riesgo de abandono escolar por la falta de material escolar.

La falta de material escolar, junto con el trabajo infantil, son las principales causas de abandono escolar en Honduras. La mitad de las familias no pueden hacer frente a un gasto así.

Como cada año, al inicio del año escolar el Centro Cultural Hibueras,  con el apoyo financiero de la Fundación Comparte y de otros donantes públicos y privados, compra material escolar para incentivar la asistencia de los niños a las escuelas.

Este año, Hibueras se ha planteado como objetivo cubrir los útiles escolares de 2600 niños de las comunidades de Santa Bárbara, al norte de Honduras. Por ahora, solo ha sido posible cubrir los gastos de 1800 niños, por lo que tenemos la urgente necesidad de llegar a 800 niños más.

Para ello, hemos iniciado una campaña de captación de fondos entre socios y amigos de Comparte para cubrir esta necesidad. También tú, podrás colaborar para esta causa u obtener más información en: https://comparte.org/material-escolar-honduras/

La Fundación Comparte, trabaja en Honduras con el Centro Cultural Hibueras. Ésta organización hondureña trabaja desde diferentes ángulos, para contrarrestar las problemáticas internas y estructurales, que afectan a un niño y sus familias, impidiendo su desarrollo educativo.

En Santa Bárbara, un número considerable (42%) de  los niños y niñas,  viven sólo con su madre o su abuela, porque los padres han tenido que emigrar buscando empleo. El empleo ha mermado a raíz de la violencia, no se invierte porque hay riesgo de asaltos, de extorción y pago de impuesto a las pandillas. Muchos padres han muerto por la violencia, sumado a que actualmente en Honduras, existe una gran inflación y los impuestos directos e indirectos han aumentado un 46%. Una consecuencia directa de esta situación es que cerca de 400.000 mil niños hondureños tienen que trabajar para aportar al escaso ingreso familiar.

La grave desigualdad en el cumplimiento de los derechos humanos como la salud, la alimentación, la educación y la vida misma (que sufren en mayor grado las mujeres y las niñas), son problemas que enfrentan diariamente poblaciones como la de Santa Bárbara, donde más del 60% de los hogares aún viven en condiciones de pobreza y extrema pobreza.

Por otro lado, el sistema estatal de educación, tiene graves deficiencias, como es el bajo nivel formativo del profesorado, instalaciones deficientes, material escolar, escaso o nulo. La última encuesta de hogares del INE, indica que la tasa de cobertura educativa está alrededor del 50%. Los datos oficiales de la Secretaria de Educación indican que 17.000 niños entre los 6 y 12 años abandonan la escuela y un 66% de los niños no tienen acceso a la educación secundaria.

Afortunadamente, podemos poner un poco de optimismo ante tanta injusticia y contaros que en las comunidades donde está el Centro Cultural Hibueras/Comparte, se ha conseguido bajar considerablemente los índices de emigración, trabajando con la gente en colectivos que les permiten al menos, llevar pequeños ingresos a las familias, tener cierto nivel de seguridad alimentaria y una educación para sus hijos; agricultura sostenible y familiar, microempresa, infraestructuras y servicios sanitarios, construcción de escuelitas, materiales escolares para los educadores, mejora de las condiciones pedagógicas, metodologías de paz y convivencia y bolso escolar. Esto, nos asegura que los niños y niñas asistan a la escuela. Todo, bajo un continuo seguimiento  de sus avances,  realización de capacitaciones, promoción de su autoestima y sentido de libertad y bienestar.

NECESITAMOS URGENTE UNA ESCUELA PARA EL BARRIO

Más de 300 niños están en riesgo de perder su educación escolar.

En el barrio Cuartel V, hace años que se pide la construcción de una nueva escuela.

Escuelas con superpoblación de alumnos, falta de docentes, niños en lista de espera principalmente en los primeros años escolares y nuevas aulas armadas a partir de la reutilización de comedores y bibliotecas. Para evitar esta situación, muchos niños tienen que recorrer más de 5 km por calles empedradas y llenas de barro para asistir a  otros colegios que les asegure poder estudiar en mejores condiciones.

Esta es la situación de las escuelas de los barrios de Cuartel V, en Moreno-Argentina. El tiempo sigue pasando y los chicos tienen cada vez más dificultades para estudiar.

La Fundación Comparte trabaja conjuntamente con la Asociación El Arca, para hacer efectivos los derechos humanos de los niños y niñas en condiciones de desigualdad social, en el barrio de Cuartel V, Moreno, Provincia de Buenos Aires. Desde hace 30 años, El Arca desarrolla actividades que buscan impulsar el desarrollo integral de los niños y niñas, poniendo el foco en la educación, el deporte, la recreación, el juego, la participación y la conciencia comunitaria, así como también ofreciendo soluciones a las problemáticas familiares.

En la zona donde está trabajando el equipo de El Arca, la situación escolar es muy compleja. Las escuelas nº14, nº69 y nº62 están por sobre la capacidad de alumnos que pueden albergar, superando la matrícula de 1000 estudiantes por escuela en edificios que no deberían tener más de 800 chicos. Desde el año 2008, se han realizado muchas acciones para reivindicar el derecho de los niños de la zona a su educación, y por ello, la necesidad de la construcción de una nueva escuela que dé respuesta a la demanda de vacantes, acorde con las necesidades poblacionales del barrio.

Durante el 2014, se relevó la información de una parte de la población afectada y se obtuvo el dato de que 300 chicos se encontraban sin vacante en las instituciones escolares.

En el 2015, pudo lograrse que en las tres escuelas se construyeran nuevas aulas para incorporar a los chicos que estaban en lista de espera, pero ésta, se entendía como una solución temporal ya que  se reutilizaron espacios como el comedor y la biblioteca para construir esas nuevas aulas, inhabilitando lugares que son fundamentales para el desarrollo escolar de los niños.

Hace un mes que  los chicos volvieron a la escuela, pero dentro de ellas siguen amontonados en aulas de 50 alumnos y fuera de ellas, con la necesidad de recorrer distancias de más de 5km por calles en pésimas condiciones, para poder ir a estudiar.

Desde El Arca, nos transmiten que la situación es muy crítica porque provoca que muchos de esos niños/as abandonen la escuela o presenten una asistencia muy irregular.

Si quieres conocer más sobre esta situación visita: http://www.elarca.org.ar/