933026227 info@comparte.org

Este 2021 la ONU hace hincapié en la importancia de seguir trabajando en la igualdad de género después de la pandemia

El tema celebra los enormes esfuerzos que realizan mujeres y niñas en todo el mundo para forjar un futuro más igualitario y recuperarse de la pandemia de la Covid-19.Las mujeres han estado (y siguen estando) en la primera línea en la lucha contra el COVID19. Trabajadoras de la salud, cuidadoras, innovadoras y organizadoras comunitarias. También hemos de recordar que las mujeres se encuentran (como apunta ONU Mujeres) “entre las y los líderes nacionales más ejemplares y eficaces en la lucha contra la pandemia. La crisis ha puesto de relieve tanto la importancia fundamental de las contribuciones de las mujeres como las cargas desproporcionadas que soportan.”

Durante las crisis humanitarias, como apunta Save The Children, los derechos de las niñas y adolescentes suelen ocupar un segundo plano, “incrementando una discriminación ya existente” que choca con otros factores como la edad o la clase social. La falta de datos desagregados por sexo y edad (muchas veces inexistentes) son esenciales para momentos de crisis. “Comprender qué impacto de género tiene el COVID19 en la vida de las niñas y adolescentes” ha de ser prioritario para los gobiernos, y así poder mitigar los efectos de la pandemia de forma generalizada sabiendo las necesidades de todas las personas. 

Este 8 de marzo, la Fundación Comparte reivindica el trabajo que han hecho las mujeres desde siempre, pero especialmente en uno de los momentos más críticos de este siglo: en la lucha contra el coronavirus. Desde Comparte también queremos seguir trabajando con todos y todas para lograr la igualdad de género, ya que consideramos que el desarrollo integral y la lucha contra la pobreza no es posible sin tener en cuenta el papel que las mujeres y las niñas ocupan en nuestra sociedad. 

Desde Comparte también queremos aprovechar este día para recordar a todas aquellas mujeres, adolescentes y niñas que han luchado por la igualdad de género sin importarles las consecuencias. Además, queremos agradecer y pedir a todos aquellos hombres que han acompañado a las mujeres en la lucha para conseguir la igualdad de género que sigan acompañándoles en este camino. 

La educación de las niñas y adolescentes es más importante que nunca y todos los gobiernos han de trabajar para que no se queden atrás, y menos después de la pandemia. El trabajo que educadoras y educadores hacen para garantizar la educación de todas las niñas y adolescentes es primordial y hemos de seguir trabajando para que cada día haya menos personas sin acceso a la educación, una de las bases del desarrollo (físico, cognitivo pero incluso de un país). Sin educación universal e igualitaria no conseguiremos nunca mitigar la pobreza extrema.

Pregúntanos lo que quieras: