Con motivo de la celebración del “Día Mundial del Agua”, nuestra contraparte en Nicaragua, la Fundación Fabretto, inicia un periodo de reflexión, que incluye una serie de programas de educación en materia de salud y seguridad alimentaria.

Para ello, cuenta con un colaborador de excelencia, Procter & Gamble y su Programa de “Agua Potable Para Nuestros Niños”. Este Programa permitirá que las familias rurales que atienden en el “Corredor Seco”, tengan acceso a un paquete de purificación en polvo, el cual garantizará una mejora en la calidad de vida de miles de niños y familias, que podrán consumir agua limpia y segura.

La deficiencia de agua potable en la vida de niños y familias nicaragüenses, es una dura realidad con la que se convive en las comunidades rurales que Fabretto atiende en el denominado “Corredor Seco”. Comunidades, donde nuestros pequeños estudiantes (especialmente las niñas) son enviados a caminar kilómetros para extraer un poco de agua de los pozos comunitarios. En el Corredor Seco de Nicaragua, la escasez de agua potable y de agua en general, es un problema latente; especialmente en este período de sequía, ocasionada por el inmensurable despale, e intensificada por el efecto del cambio climático.

La necesidad de implementar cuanto antes este Programa, viene dada porque en las zonas rurales, las familias extraen agua de los pozos comunitarios, o de ríos estancados, que no está tratada y puede estar contaminada. Beber agua insalubre puede causar diarrea, parásitos y otras enfermedades mortales.  Las enfermedades más comunes derivadas por el consumo de agua contaminada, afectan principalmente la salud y desarrollo de nuestros niños y niñas y por ello, la asistencia al colegio y su desempeño escolar. De hecho el 35% de los niños del “Corredor Seco” sufren desnutrición crónica, y casi el 60% sufre retraso en el crecimiento, representando los porcentajes más altos de todo el país.

Pero obviamente, el uso de agua contaminada no es solo un problema de Nicaragua. Por lo que la solución podría tener un gran impacto a nivel mundial, ya que más de 1,000 niños menores de 5 años, mueren en el mundo cada día de enfermedades causadas por el consumo de agua insalubre.

Para ejecutar este programa, se han seleccionado tres comunidades del Corredor Seco, donde tiene presencia Fabretto y no tienen acceso a agua potable;  El Lajero, La Jabonera y Santa Rosa.  P & G donará suficientes paquetes para que más de 1 millón de litros de agua sean consumibles por aproximadamente 326 familias. Fabretto será el encargado de coordinar la distribución del producto a las familias en riesgo, así como de garantizar la formación sobre el uso del paquete.

Fabretto quiere agradecer la confianza que Procter & Gamble ha depositado en su trabajo, así como felicitarles por ser agentes de cambio a nivel mundial. A través de este proyecto, por primera vez Nicaragua se beneficiará del Polvo Purificador de P & G, un producto innovador que algunos llaman mágico por la sorprendente capacidad de eliminar del agua todas las bacterias y suciedad en solo 30 minutos.

También un inmenso agradecimiento a Walmart Nicaragua y E. Chamorro Industrial, por ser ejemplo a nivel mundial de Responsabilidad Social Empresarial, alentando a los consumidores nicaragüenses para contribuir al proyecto. A partir de hoy, todo producto P & G adquirido en un establecimiento Walmart, aportará al fondo universal del proyecto de “Agua Potable Para Nuestros Niños”.

Ésta es una alianza que celebramos y que estamos seguros cambiará la vida de las más de 300 familias rurales beneficiadas. ¡Juntos podemos construir un futuro mejor para nuestros niños y niñas! (Texto original y fotos por Diana Corrales, https://www.fabretto.org/es/detalle-noticia/626/agua-potable-para-nuestros-ninos/)