El 20 de noviembre se conmemoró la Convención de los Derechos del Niño, que reconoce los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños y niñas.

Su cumplimiento es obligación de los gobiernos. “Todos y cada uno de nosotros tenemos una función que desempeñar para asegurar que todos los niños y niñas disfruten de su infancia.” (Convención Sobre los Derechos del Niño. UNICEF)

Todas las organizaciones a las que apoyamos, trabajan para garantizar la educación, la inclusión y la no discriminación. Velan además por la salud emocional y física de niños, niñas y jóvenes, protegiéndoles de la violencia y el maltrato.

Comparte ha querido celebrar este día cuidando y reforzando a los maestros y personas que han decidido hacer de su trabajo y muchas veces de su vida, una entrega a la dignidad de las personas, especialmente a la de los niños y las niñas en América Latina.

Para ello realizamos un taller online de resiliencia llamadoEl cuidado de los buenosdestinado a compartir y enriquecer las herramientas y habilidades de resiliencia de los educadores sociales para que no decaigan en su misión y en el que participaron todas las asociaciones que forman la red Comparte en Argentina (El Arca y Crecer Juntos), Chile (Fundación CEPAS), Ecuador (Inepe y Paulo Freire), Honduras (CC Hibueras) y Nicaragua (Asociación Fabretto).

El simple hecho de realizar una tarea con sentido es una fuente de satisfacción y autocuidado, también trascender tu equipo y oír las palabras de los educadores, maestros, voluntarios y todo agente social, de otros países de América Latina les permitió confirmar con esperanza que participan de un sueño colectivo que traspasa fronteras.

Estos niños y niñas con sus sonrisas, sus logros y sus pequeños grandes éxitos, han podido alimentar la vocación de cada uno de los actores sociales, y esto se ha convertido en una fuente de aprendizaje y de alegría, al saber que están en el lugar que han decidido estar y conscientes de la riqueza de su labor.

Pregúntanos lo que quieras: