Los niños y su relación con la Madre Tierra

Ya no es posible negarse a aceptar que estamos en una situación de emergencia planetaria y que este deterioro cada vez más acelerado del medio ambiente mundial afecta más profundamente a niños y jóvenes. Deterioro global que la educación debe asumir como eje de acción transformadora, que cultive una conciencia biosférica en los niños, niñas, adolescentes, quienes junto a sus educadores y educadoras, asuman la responsabilidad de ser cuidadores y protectores de nuestra casa común.

 

El Proyecto de Educación Popular que, desde hace 30 años, impulsa nuestra organización comunitaria INEPE tiene como eje fundamental “el cuidado de la vida en todas sus formas”, conscientes de que lo que los niños y adolescentes aprendan hoy, influye directamente en mitigar los efectos del cambio climático y de cómo sean capaces de vivir en armonía con la naturaleza.

Los talleres de educación popular que se desarrollan en los espacios del INEPE: aulas, huertos, patios, …, integran la construcción colectiva del conocimiento, la pedagogía de la pregunta, el diálogo de saberes; que generan una relación sujeto-sujeto, y fomentan la participación, el respeto, la solidaridad, el orden, la auto reflexión, como valores fundamentales para la convivencia entre todos los seres humanos en íntima relación con nuestra pachamama.

 

INEPE impulsa, desde hace 25 años, una escuela de educación integral que privilegia el desarrollo de la creatividad, del afecto y del conocimiento de entorno natural entre los niños. Esta ONG tiene reconocido prestigio internacional por su compromiso social y espíritu altruista por contribuir con el desarrollo integral de niños y jóvenes de los sectores populares. Se encuentra situada en el barrio de La Dolorosa del Chilibulo en Quito, donde el 60% de la población vive en situación de extrema pobreza.

*Artículo escrito por Marithza Álvaro Lugo