Más de 300 niños están en riesgo de perder su educación escolar.

En el barrio Cuartel V, hace años que se pide la construcción de una nueva escuela.

Escuelas con superpoblación de alumnos, falta de docentes, niños en lista de espera principalmente en los primeros años escolares y nuevas aulas armadas a partir de la reutilización de comedores y bibliotecas. Para evitar esta situación, muchos niños tienen que recorrer más de 5 km por calles empedradas y llenas de barro para asistir a  otros colegios que les asegure poder estudiar en mejores condiciones.

Esta es la situación de las escuelas de los barrios de Cuartel V, en Moreno-Argentina. El tiempo sigue pasando y los chicos tienen cada vez más dificultades para estudiar.

La Fundación Comparte trabaja conjuntamente con la Asociación El Arca, para hacer efectivos los derechos humanos de los niños y niñas en condiciones de desigualdad social, en el barrio de Cuartel V, Moreno, Provincia de Buenos Aires. Desde hace 30 años, El Arca desarrolla actividades que buscan impulsar el desarrollo integral de los niños y niñas, poniendo el foco en la educación, el deporte, la recreación, el juego, la participación y la conciencia comunitaria, así como también ofreciendo soluciones a las problemáticas familiares.

En la zona donde está trabajando el equipo de El Arca, la situación escolar es muy compleja. Las escuelas nº14, nº69 y nº62 están por sobre la capacidad de alumnos que pueden albergar, superando la matrícula de 1000 estudiantes por escuela en edificios que no deberían tener más de 800 chicos. Desde el año 2008, se han realizado muchas acciones para reivindicar el derecho de los niños de la zona a su educación, y por ello, la necesidad de la construcción de una nueva escuela que dé respuesta a la demanda de vacantes, acorde con las necesidades poblacionales del barrio.

Durante el 2014, se relevó la información de una parte de la población afectada y se obtuvo el dato de que 300 chicos se encontraban sin vacante en las instituciones escolares.

En el 2015, pudo lograrse que en las tres escuelas se construyeran nuevas aulas para incorporar a los chicos que estaban en lista de espera, pero ésta, se entendía como una solución temporal ya que  se reutilizaron espacios como el comedor y la biblioteca para construir esas nuevas aulas, inhabilitando lugares que son fundamentales para el desarrollo escolar de los niños.

Hace un mes que  los chicos volvieron a la escuela, pero dentro de ellas siguen amontonados en aulas de 50 alumnos y fuera de ellas, con la necesidad de recorrer distancias de más de 5km por calles en pésimas condiciones, para poder ir a estudiar.

Desde El Arca, nos transmiten que la situación es muy crítica porque provoca que muchos de esos niños/as abandonen la escuela o presenten una asistencia muy irregular.

Si quieres conocer más sobre esta situación visita: http://www.elarca.org.ar/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies