Con gran entusiasmo los jóvenes de los proyectos socio-laborales, realizan los talleres de peluquería, donde los niños y niñas de los hogares centros se prestaron para que les aplicaran baño de crema y diversos peinados. Se pudo observar mucha colaboración, acompañada por muchas risas y gran creación.

Los niños desplegaron sus peinados relucientes de brillo y engalanando la belleza de una niñez que se construye. Es una manera lúdica de aprender un oficio y motivarles. Si conocéis alguna peluquería que quiera patrocinar o impulsar este taller y no dudéis en decírnoslo, sería estupendo!.